Top
  >  Cultura   >  Reconociendo Roma. Parte 2.

Continuemos el viaje reconociendo Roma, después de visitar el Largo Torre Argentina, el santuario de gatos, la Bocca della Verità como les conté en mi entrada anterior. Y entonces vi a Roma desde arriba.

El 2 de septiembre fui a la Terraza del Gianicolo, una de las 5 mejores vistas panorámicas de la ciudad. La colina del Gianicolo se encuentra al occidente del río Tiber, muy cerca del Vaticano y el barrio Trastevere. Siguiendo el camino de subida hasta la terraza, se puede disfrutar de una de las vistas de la ciudad eterna que te dejarán sin aliento. En este sector también puedes encontrar el famoso Fontanone, La Fontana dell’Acqua Paola, aquella que salió en la película La Grande Bellezza que ganó el Oscar en el 2013.

Subida al Paseo del Gianicolo

Passeggiata del Gianicolo

Fontana dell’Acqua Paola (Il Fontanone)

Después de tener esta visual imponente de Roma, me dirigí a otra famosa vista panorámica de la ciudad, el Giardino delle Aranci en la colina del Aventino. El nombre del Jardín (jardín de los naranjos) deriva de las numerosas plantas de naranjo que se encuentran allí. Desde su terraza se puede ver la Cupola di San Pietro como punto de referencia.

Si caminas unos 400 metros mas puedes encontrar el famoso Buco della Serratura. Es una puerta que se encuentra frente a la Villa del Priorato de los Caballeros de Malta. A través de la cerradura de esta puerta encontrarás una vista espectacular… La Cupola di San Pietro al final de un verde túnel de árboles. Desafortunadamente la cámara de mi celular y mi cámara fotográfica no pudieron registrar esa imagen, pero mi mente sí.

Roma desde arriba

Il Giardino delle Aranci

Il Buco della Serratura

Vista dal Buco della Serratura

(Si quieres saber como se ve San Pietro desde Il buco della serratura, haz click aquí)

Una vez bajé la colina dell’Aventino, tomé un autobús para conocer la Via Appia Antica, fue la primera y la más importante calle construida por Roma. «Fue realizada siguiendo un proyecto sorprendentemente ‘moderno’ ya que, gracias a un sistema de circunvalaciones, dejaba de lado los centros habitados y superaba, con imponentes obras de ingeniería, grandes dificultades naturales como la zona pantanosa pontina»[1]. Después de varias remodelaciones desde su creación en el año 312 a.C., llego a medir 540 Km y comunicaba la capital con el sur del Imperio.

Via Appia Antica

Via Appia Antica

Via Appia Antica

Mosaicos de una Villa Romana

Actualmente esta vía se puede recorrer a pie o en bicicleta (algunos pocos tramos en carro) lo que permite una caminata inmersos en el verde, descubriendo monumentos funerarios importantes, villas y catacumbas.

Luego de un poco más de 17 Km de caminata en este día, regresé a mi casa, lista para el siguiente día, era Domenica al Museo, el primer domingo del mes, por lo que casi todas las entradas a museos y mausoleos de Roma eran gratis.

Continuaré reconociendo Roma en la próxima entrada.

Publica un comentario

1
Hola 👏 Bienvenid@ a Italiano al Caffè cuentame como puedo ayudarte...
Powered by
Bitnami